Hoy toca reseñar uno de los animes más polémicos de la temporada pasada. Una historia cruenta que nos da una visión más sangrienta y atroz sobre las historias de fantasía medieval: Goblin Slayer.

Esta obra no ha dejado indiferente a público y no es para menos. Es por eso que me gustaría indagar un poco más en su historia y personajes. ¿Cuáles han sido sus puntos fuertes?¿Por qué tanto revuelo?¿Vale la pena ojearla?

Antes que nada, os comento que Goblin Slayer es un anime de 12 episodios basado en unas novelas ligeras escritas por Kosuke Kurose y Masahiro Ikeno. Actualmente tiene 8 volúmenes y cuenta con adaptación a manga.

Sinopsis

Una joven sacerdotisa ha formado su primer grupo de aventureros, pero no tardan mucho en verse en serios problemas. Por suerte, quien aparece en su rescate es el Asesino de Goblins, un hombre que ha dedicado su vida a exterminar a todo goblin viviente por los medios que fueran necesarios. Cuando comienzan a circular rumores sobre sus hazañas, no hay forma de saber quién será el próximo en aparecer…

Reseña

Goblin Slayer es una historia de corte fantástico medieval, algo bastante habitual. Lo que no resultó tan normal fueron sus personajes y como se trató la historia. Esta obra a pesar de su género, no busca ser épica en sí misma, sino más bien cuenta con cierto toque intimista y melancólico. Es una historia madura y seria donde el humor tiene poco protagonismo.  Aunque debo reconocer que tiene sus momentos de acción bastante trepidante,  no es lo más importante de la trama. Lo que importa realmente en la psicología de su personaje principal y su relación con sus aliados.

Goblin Slayer es el nombre del protagonista. Es un joven misterioso, muy callado del que no conocemos su nombre real, ni su rostro, pero llegamos a indagar en su pasado traumático. Él no se considera ni un héroe, ni un aventurero y solo le interesa la venganza. Siente obsesión por sus enemigos, los Goblins. Al contrario que otros personajes de este tipo, es un muchacho aparentemente tranquilo, como un robot sin sentimientos pero  lleva su sufrimiento por dentro, de ahí, que la historia tenga un toque melancólico e intimista.

Por el contrario el resto de personajes son un poco más cliché. Un elenco vario pinto que ayudará al protagonista con  sus misiones y con cada capítulo veremos como las relaciones entre ellos cambian y como Goblin Slayer parece “humanizarse” poco a poco.

Es muy llamativa la representación de los antagonistas: Los Goblins. En las historias típicas de fantasía son seres cobardes, debiluchos, tontos, escurridizos y rastreros. Se dedican a robar y no suelen presentar problemas para el héroe. Son “malos” que con dos golpes de espada son “despachados” y no merecen mayor atención.

En Goblin Slayer se les añade gran protagonismo a estos seres y un plus de crueldad al que no estamos acostumbrados. Se los representa como criaturas inteligentes, desalmadas y muy crueles tanto que su principal “hobby” es destrozar y violar mujeres de las formas más horribles. Además se los dibuja con un aspecto tremendamente diabólico.

Esto fue uno de los puntos que más polémica generó. En la serie se ve como las mujeres son violadas y por supuesto, esto escandalizó y ofendió mucho al público, que veía la serie como una denigración de la mujer. Hay que decir también que el primer capítulo tiene imágenes fuertes, pero a lo largo de la serie la intensidad baja y no se muestran las escenas tan explícitamente.  Por otra parte, es una obra que contiene grandes dosis de sangre, decapitaciones, amputaciones y bastante violencia. Pero sin llegar a nivel tipo Elfen Lied, obra de Lynn Okamoto.

Pero no todo va a ser polémica. Goblin Slayer posee interesantes puntos a su favor como serie. Las escenas de lucha son inteligentes y están muy bien logradas. Además veremos métodos poco convencionales para combatir en los que juega un papel fundamental la estrategia. Cuenta con una banda sonora magnífica que acompaña perfectamente las escenas más dramáticas y de mayor intensidad. Si os metéis de lleno en la historia sentiréis la adrenalina.

Y quería hacer mención especial a su opening. Se nos presenta una melodía con toques melancólicos y tristes que evocan una historia dramática. La combinación de colores, las simetrías, al ritmo de la música la hacen muy especial. Destacó la simbología de las imágenes con los dados representando el  azar de los sucesos, como si un ente superior jugará  con las vidas y destino de los protagonistas.

Todos estos factores han hecho de Goblin Slayer una obra  polémica y a la vez amada por sus seguidores en la temporada pasada. Es una historia interesante que va más allá de su apariencia. Teniendo en cuenta lo advertido anteriormente es un anime al que merece la pena echar un vistazo porque nos  muestra elementos curiosos y diferentes. ¿Os atrevéis verla?

Esta serie merece según los vasitos 3 de 5

vasitosvasitosvasitos

 

 

Anuncios