Ha comenzado la temporada de anime de otoño, por lo que es buen momento para analizar los mejores animes del verano. Hoy toca reseñar una de las series más educativas y divertidas que nos ha hecho repasar los conocimientos que tenemos sobre nuestro organismo: Hataraku Saibou

hataraku seibou

Desde la serie Érase una vez el cuerpo humano muchos nos interesamos por el funcionamiento de esa máquina perfectamente engrasada de la que dependemos todos los días. Hoy nuevamente gracias al anime de Hataraku Saibou conocemos un poco mejor la labor de nuestras queridas células. Hoy quiero hablar de esta interesante serie que ha cumplido con las expectativas.

La obra Hataraku Saibou o Cells at Work es un anime basado en un manga de corte cómico escrito por Akane Shimizu. Esta serie ha contado con 13 episodios y ha sido llevada a cabo por el estudio David Production (Inu x Boku SS)

Sinopsis

La cantidad habitual de células del cuerpo humano ronda los 60 trillones, cada una de ellas con un trabajo que hacer. Cuando te haces una herida, virus y bacterias intenta invadir. O cuando algo te produce una reacción alérgica, ¡los glóbulos blancos silenciosos pero letales para las neuronas inteligentes tienen que trabajar juntos para salir de la crisis!

Reseña

Tras echar un vistazo inicial a la serie se sabe cuál es el rumbo que va a tomar, pero lo interesante es cómo nos lo está contando. El guión está trabajado y bien articulado. En todos los episodios hay varios denominadores comunes que se repiten: se nos presenta un personaje, surge un problema y se nos explica la función del protagonista, dentro del cuerpo humano para resolverlo.

hataraku seibou

Para los versados en medicina todo lo que acontece en la serie no es una novedad, pero lo que resultar una sorpresa es cómo están representadas las diversas situaciones. Un punto a favor es la voz en off que nos acompaña durante los 13 capítulos y nos deja clara las situaciones que viven las células.

Es una serie que cuenta con una imaginación desbordante y un diseño de personajes verdaderamente bien estudiado. Nada está realizado al azar, tanto personajes como espacios donde se realizan las acciones. Por ejemplo, no es casualidad que los glóbulos rojos lleven una boina roja y esto se demuestra cuando la cámara hace un plano desde arriba de un gran pasillo por el que circulan. En ese momento, no vemos personitas sino pequeños círculos de color rojo. Resulta muy original y le da un toque divertido. Otro ejemplo, es el corazón que gracias a la cultura japonesa se ve representado como un gran templo sintoísta en el que hay un constante golpear de una enorme campana.  Y así multitud de detalles más.

cells at work

Esta serie podría alargarse hasta el infinito debido a la gran cantidad de elementos que trabajan en nuestro organismo, pero han sabido elegir los temas  más importantes y a la vez los más comunes. Encontraremos desde un resfriado común, un rasguño en la piel e incluso se habla de una de las enfermedades más malignas: el cáncer. Este último fue uno de los episodios más valientes y además es tratado con la seriedad necesaria.

Si tuviéramos que poner algún defecto a Hataraku Saibou es que en ocasiones te ofrecen muchos nombres técnicos y puede ser difícil entenderlo todo cien por cien. Es por ello que no resulta descabellado tener la Wikipedia para consultar dudas o profundizar un poco más.

cells at work

Además de su estupendo guión sus personajes son entrañables y son tan humanos que se les coge cariño con gran rapidez. Destaco sobre todo la simpática Glóbulo Rojo, que cuando le ocurre algo malo sus caras y gritos son verdaderamente hilarantes. En este caso debo alabar la labor de su actriz de doblaje Kana Hanazawa (Satou en Happy Sugar Life). Tampoco podemos olvidar al agresivo Glóbulo Blanco, siempre cubierto de sangre y a las adorables Plaquetas.

Hataraku Saibou ha sido una gran serie y ha cumplido con lo que se esperaba de ella. Hemos disfrutado de su comicidad y un curioso aprendizaje que ayuda a valorar mucho más los mecanismos de nuestro cuerpo. ¿No resulta divertido pensar que una serie de personitas se preocupan porque todo en nuestro organismo funcione los 365 días al año? Pequeñas células, gracias.

hataraku Seibou

Según los vasitos esta serie de merece un 4 de 5

vasitosvasitosvasitosvasitos

Anuncios