¿Habéis pensado que en el género de chicas mágicas estaba todo contado? Pues me temo que os equivocáis. Mahou Shojo Ore  le da otra vuelta de tuerca a este tipo de obras. Convertir a magical girls en machotes con músculos era solo el principio de esta loca aventura. La serie ha demostrado  tener un gran sentido del humor y muchas ganas de innovar. Os cuento todas las claves en este análisis.

Por si aún no la habéis visto aquí un pequeño resumen de la premisa de la historia.

Sinopsis

La historia se centra el Saki una joven de instituto que tiene un duo músical de idol  desconocidos llamado Magical Twin y adora al hermano de su amiga, Mohiro Mikage, que además es uno de los integrantes del duo masculino de idols más populares, Star Rice. Un día llega un yakuza a casa y le revela el gran secreto de que su madre era una magical girl. Ahora a ella le toca ejercer ese puesto. En ese momento Mohiro es secuestrado por unos monstruos y Saki decide convertirse en magical girl para salvarlo… Pero acaba convertido en un chico musculoso con un vestido rosa.

Reseña

Mahou Shojo Ore está basado en una manga Icchokusen Mokon. Estamos ante una obra de corte muy cómico que  incluso se cachondea de sí misma, y eso refleja un gran sentido del humor por parte de sus creadores.  Coge todos los clichés sobre magical girl y los revuele creando una mutación extremadamente divertida.

Este anime busca el “troleo” constante del espectador con “zacas” y situaciones completamente absurdas. Es por eso que todo resulta tan hilarante. Es posible que en muchas ocasiones acabemos preguntándonos  “¿Qué estoy viendo?”

Hay que reconocer que esta serie no es para todos debido a su humor tan peculiar. Debemos entrar en su mecánica y tomar sin dudas lo que se nos está ofreciendo, sin buscarle explicaciones. Si esto no es así, solo veremos una serie absurda y poco más.

El guión de la historia es bastante simple. Tiene alguna que otra revelación interesante pero no es una maravilla. Lo que sí me gustaría destacar es que resulta muy original el que metan muchas referencias metalingüísticas, es decir, hablar sobre anime en el propio anime. En el primer episodio por ejemplo, la protagonista se quejaba de que estaba dibujada en “blanco y negro”. En  otra ocasión mediante carteles se nos dice que el nivel de la animación es “peor para poder avanzar en la historia” y  todo por “falta de presupuesto” . Y así, a lo largo de los 12 episodios. También hay cierto episodio que dejando a un lado la serie, se vuelve una gran crítica contra la industria del anime.

Otro elemento muy valiente por parte de esta obra es introducir el género gender bender, es decir, el cambio de sexo de los protagonistas. Esto da gran juego debido al romance que aparece en la historia. Este anime juega en la línea ambigua de si estamos viendo una serie yuri o yaoi, creado situaciones muy divertidas y absurdas.

En cuanto a la animación puedo decir es aceptable sin ser una maravilla. Las deformaciones de los rostros de los protagonistas resultan muy curiosas. En cuanto a la música destaco las canciones de los diferentes grupos de idols y como Saki canta fatal tanto siendo chica como siendo chico. Un gran trabajo por parte de sus seiyuus  Ayaka Ohashi y Kaito Ishikawa, que evidentemente cantan mejor que su personaje.

Mahou Shojo Ore sin duda ha sido la gran sorpresa de la temporada. Es una serie tremendamente cómica y gamberra que rompe todos los estereotipos sobre magical girl. Si os gusta el humor absurdo y estáis cansados de ver siempre el mismo tipo de animes esta rocambolesca obra os hará pasar un muy buen rato.

Según los vasitos esta serie se merece un 3 de 5

vasitosvasitosvasitos

Anuncios