Hoy el mundo de la animación japonesa se viste de luto. Ayer nos dejaba un gran director como fue Isao Takahata debido a un paro cardíaco a los 82 años. Ha sido un duro golpe que lamentan tanto los aficionados de Studio Ghibli y como los amantes del cine.

Isao Takahata

Takahata, amigo íntimo de Hayao Miyazaki y cofundador de Studio Ghibli nos ha dejado grandes obras que quedarán en nuestra memoria. Entre las más destacadas se encontraban La Tumba de las Luciernadas, Heidi y Marco.

Este director comenzaba su andadura en el mundo de la animación en 1959 en la productora Toei Animation. Y su debut como director le llegaba más tarde con Las aventuras de Horus, Principe del Sol. Fue allí donde conoció a su amigo Hayao Miyazaki. Tras abandonar en 1971 Toei, Hayao Miyazaki  e  Isao Takahata fundan el prestigioso Studio Ghibli.

La primera película con la que debutó Takahata fue con La Tumba de las Luciérnagas, que se estrenó 1988 en una sesión doble junto con Mi vecino Totoro.

La tumba de las luciérnagas

Cabe destacar que La Tumba de las Luciérnagas es considerada junto con El pianista y La Lista de Schindler  como una de las mejores películas antibelicistas de la historia. Es un film extremadamente crudo, en parte inspirado en la propia experiencia de Takahata, ya que a los 9 años sobrevivió al ataque de EEUU en Okayama.

Debemos mencionar que fue nominado a los Oscar en 2013 con el último film que dirigió, La Princesa Kaguya.

El corazón de Studio Ghibli siempre ha estado formado por dos grandes amigos. Hayao Miyazaki era el imaginativo con espectaculares obras. Y su contrapunto era Isao Takahata con films más intimistas, costumbristas cargados de sensibilidad y emotividad que ahondaban en la cultura japonesa con un estilo único. Suyas fueron obras como la hermosa Recuerdos del Ayer y la curiosa, Pompoko

La partida de este genio ha dejado un hueco en el famoso estudio de Totoro, pero siempre quedarán sus bellas obras para recordarle. Descansa en paz, Isao Takahata.

Anuncios