Los aficionados a la cultura japonesa empiezan a multiplicarse a medida que pasa el tiempo. Allá por los noventa, lo que apareció como una moda pasajera y excéntrica ha tomado forma en estos últimos años, convirtiéndose en un gran fenómeno en nuestro país. Los diferentes eventos que hay por toda España relacionados con la cultura japonesa, el manga y el anime, lo acreditan. Cabe decir, que los medios de comunicación  se hacen cada vez más eco de estos festivales y empiezan a tomarlos en “serio”. Lejos de ser un grupo de “raritos” que disfrutan de una cultura underground,  como pasaba no hace muchos años, ahora son considerados un público potencial.

Sin lugar a dudas, hay un nicho de mercado que se puede explotar y del que las empresas empiezan a tomar conciencia. No es casualidad que hace escasos tres o cuatro meses, Panini se embarcara en una gran aventura y nos presentará una revista especializada: Otaku Bunka.

bunka otaku.png

Al igual que hay revistas especializadas de lo más vario pintas, es cierto que el público otaku, pedía desde hace años una para ellos y que se tuvieran en cuenta sus gustos. Pero con internet, quizás, la necesidad ha ido decreciendo.

Hoy en día todo el que le guste la cultura japonesa puede encontrar de primera mano el material que quiera. Por lo tanto, para que la revista se venda deberán emplearse a fondo con el material que muestran y convertirla en un producto extremadamente atractivo.

Para los que no lo sepan no es el primer intento de revista otaku en España. Allá por el año 1990 en adelante, cuando aun no teníamos internet, proliferaron unas cuantas. Norma Editorial probó suerte creando el “Club Otaku” que mediante subscripción podías conseguir la revista especializada “Otaku”, catálogo de mangas y ¡hasta un carnet de socio! También hubo otros intentos como la revista Neko o Kame.  Y así una interesante lista de títulos.

Lo cierto es que por unas cuestiones u otras todas dejaron de publicarse en España. Quizás, podemos achacarlo a que todavía no había un público consolidado y aun la cultura japonesa, el manga y el anime era unos desconocidos en nuestro país.

bunka-otaku-revista

Ahora con el tiempo nos llega Otaku Bunka. Su función principal es informar sobre la cultura japonesa en todos sus ámbitos: manga, anime, cosplay, cómida, historia…En ella el aficionado conocerá de primera mano todas las novedades editoriales,  sobre DVDs, entrevistas a autores, reseñas y muchos más. ¿Qué tiene de especial? ¿Merece la pena comprarla?

De momento hay pocos números en el mercado. Es una revista de unas 100 páginas con una encuadernación relativamente buena. Cuenta con información muy variada y reportajes interesantes, que solo podrían conseguirse de primera mano en el propio Japón. En ese aspecto busca diferenciar su contenido del que un otaku medio pudiera encontrar en internet. Bien por ella.

revistas anime bunka otaku.png

Además cuenta con la participación activa del público. Ya que es aún muy joven, se deja guiar por los lectores, sus opiniones y gustos. Otro punto a su favor.

Pero no todo es de color de rosa. La revista también cuenta con fallos. Una parte de su contenido puede ser reiterativo, para los más conocedores de la cultura japonesa. Es decir, un cuarto de la revista no nos aportará nada nuevo de lo que ya sabíamos. Reseñas sin gracia, y con algún que otro spoiler.

Pero sobre todo lo que menos invita a su compra es el precio.  Seis euros por 100 páginas es algo caro. Revistas de videojuegos con más material, que se publican una vez al mes, salen más baratas.

otaku-bunka-revista

¿Comprarla o no comprarla? Esa es la cuestión.  Es recomendable, si eres especialmente fanático y puedes gastarte el dinero. Te merecerá la pena, ya que hay información muy interesante que no podrás encontrar en internet. Aunque debo reconocer que es bueno apoyar y comprar el producto, para apoyar este tipo de iniciativas.

Si por el contrario tienes suficiente con todo lo que lees en tus páginas habituales y solo te gusta un aspecto concreto de la cultura nipona; No te gastes el dinero, porque te dejarás media revista sin leer.

¿Conseguirá Otaku Bunka durar tanto o más que sus predecesoras? Solo el tiempo lo dirá.

 

 

Anuncios